28 diciembre, 2011

La amenaza de la Ley del Emprendedor

La amenaza de la ley del emprendedor

Ahora, cuando han cerrado un millón de autónomos,  nuestros políticos se acuerdan de los emprendedores y corren a aprobar en cada comunidad autónoma una “Ley del Emprendedor”. Ya la tienen en Baleares, Castilla la Mancha, País Vasco y puede que alguna otra y la que no, seguro que está pensándolo. Hasta Mariano Rajoy amenaza con otra Ley del Emprendedor, lo cual sería perfecto si no fuera por que nos encontraremos con 18 leyes del emprendedor y así no vamos bien. El problema sigue siendo el de siempre. Aquí nadie le ha preguntado a los emprendedores, ni a los gestores ni asesores ni a nadie que tenga que ver con el asunto. En la Ley desarrollada en Baleares lo que al final de acuerda es “que ya se tomarán las medidas oportunas”, en la de Castilla la Mancha ídem de ídem, pero concretar medidas nada de nada. Y no es tan difícil oiga. Lo primero es no tener 17 Leyes del Emprendedor. Lo segundo es facilitar de verdad los trámites y no pedir que una autónomo se de de alta en el censo de empresarios en la AEAT, luego en autónomo en la TGSS, luego solicite la licencia de apertura en el ayuntamiento, después comunique la apertura del centro de trabajo en la CCAA de turno, diligencie en libro de vistas, el libro de reclamaciones, el registro de empresas comerciales, industriales o instaladoras, o además si se dedica a las reformas o a pintar en el de empresas acreditadas, comunique a la Agencia de protección de datos el cumplimiento de la LOPD, contrate la prevención de riesgos laborales y la vigilancia de la salud, si importa o vende algo comestible, la inscripción en el registro sanitario, pero si proviene de la UE el alta en operadores intracomunitarios y “comprobación al canto”, etc, etc, etc. No tiene ningún sentido que una esteticién no pueda depilar legalmente en un piso de su propiedad y tenga que alquilar un bajo comercial pues la Junta Municipal de Distrito no le da licencia de apertura en un piso, o que a una escuela infantil le obliguen a construir un lavabo de minusválidos que obviamente no podrá utilizar nadie, ni personal docente ni los bebes,  o se tenga que dejar la pasta en un ascensor inútil o en sistema de ventilación forzada para aulas que tienen ventana a la calle.

Si de verdad quieren ayudar a los emprendedores, no quiten la tasa de apertura, eso es lo de menos, quiten los requisitos arquitectónicos que no tienen sentido, quiten los registros que no sirven para nada, concentren los trámites de alta aprovechando el alta censal en la AEAT para que sirva también en la TGSS y el CCAA, y en todos los registros habidos y por haber que se les pueda ocurrir y en definitiva, no dicten más leyes, con suprimir la mitad de las que hay bastaría.

Deja tu comentario

Por favor, añade tu nombre.
Introduce tu mensaje
Posts recientes
Archivos