9 noviembre, 2011

De porqué una reforma laboral no sirve para generar empleo

Uno ya no sabe si arañarse la cara de arriba para abajo o de abajo para arriba cuando oye a un político, a un representante sindical o empresarial, economista o tertuliano sabelotodo de radio, decir que hay que hacer una reforma laboral para generar empleo delatando que no se tiene ni la más remota idea de qué es una reforma laboral ni de cómo se genera empleo. El empleo no se genera ni por Ley ni por Real Decreto ni por convenio colectivo, se empeñe el ministro que se empeñe. El empleo se genera por que existe una demanda de mano de obra para atender una creciente demanda de bienes o servicios. Es decir, primero tiene que existir esa demanda de bienes o servicios y cuando los empleadores detecten que con sus actuales recursos humanos no pueden atender dicha demanda, contratarán a toda la mano de obra necesaria para atenderla. Pero no al revés. Y ya pueden bonificar la cotización a la seguridad social, rebajar el despido o regalar un pase para el futbol al empresario que haga el contrato basura de turno que si a ese empresario no le hace falta contratar a nadie, no lo hará aunque le salga gratis el trabajador. Así pues, la contratación laboral depende de la expectativa que tenga un empresario sobre el rendimiento económico que le sacará al nuevo empleado y por consiguiente lo que hay que modificar para generar empleo no son las leyes laborales si no las que favorezcan la demanda de bienes y servicios que provoque las expectativas de beneficio de los empresarios. Las leyes laborales hay que modificarlas para que no se siga destruyendo empleo. No tiene sentido que sea mas difícil un descuelgue salarial (reducir temporalmente los salarios por necesidades económicas) o adaptar los turnos de trabajo que hacer un ERE y despedir a toda la plantilla. Pero de todo esto ya hablaremos otro día.

Deja tu comentario

Por favor, añade tu nombre.
Introduce tu mensaje
Posts recientes
Archivos